abril 19, 2005

Cuando callan las trompetas...

Estoy sentado, tratando de escuchar musica para no pensar.

Se me vino a la cabeza un recuerdo, uno de esos que penden de un hilo en la mente, recuerdo mi viaje de promocion, estabamos regresando de nuestra gira por la costa del peru (Arequipa - Camana - Lima - Abancay - Chiclayo - Trujillo - Chiclayo - Lima - Camana - Arequipa), el carro se detuvo por Matarani me parece, a las afueras, por ser yo de una ciudad en la que la temperatura suele llegar a bajo cero con facilidad y lo maximo de calor que tenemos es 12 o 14 grados - en esos tiempos era asi, ahora con el calentamiento global ha subido la temperatura - me parecio bastante caluroso, estaba con mis jeans negros de toda la vida - unos descoloridos que me negue a dejar hasta el 3er año de universidad - una camisa y un gorro, baje del carro vi que no habia nada, solo tierra por un lado y montañas de conchas por otro lado, vino una brisa que en vez de refrescarme me calento mas, senti la imperiosa necesidad de correr, de correr hasta donde de mi fuerza, hasta mi limite.. y corri... corri con todas mis fuerzas, con los ojos cerrados, no cai, no me resbale, no tropece con nada, corri como loco, me detuve sudando profusamente - y no es por mi tiroides segun los medicos - no podia respirar, los pulmones quemaban el oxigeno antes de poder convertirlo en energia de recambio, cai de rodillas, cerre los ojos y el mundo se detuvo.

Llore, llore amargamente, no se porque - mentira, no recuerdo - quise que desde mis omoplatos nacieran un par de alas rompiendo mi piel, irme sin dar explicaciones, solo irme, encontrar un abismo saltar y saber que no caere pues podre volar, termine me limpie, regrese al carro, no dije nada, solo miraba por la ventana, pasaba el camino, asi como pasaba cada minuto - y aun sigo sintiendo eso - pasaba y parecia desaprovechado, no me detengo a pensar en el mañana muy seguido solo cuando quiero planear todo a largo plazo, pero luego el dia es unico y hasta que no termine no sabemos que nos depara el siguiente paso, no se si todos los de mi epoca pensaban lo mismo, cada uno era un complejo mundo al cual me acercaba pero no me adentraba, en el colegio era el Hermano Mayor, el que sabia muchas cosas - mi padre nos compro buenos libros, pero los libros no lo dicen todo - escuchaba a todos, soy bueno escuchando, utilice el metodo socratico de respuesta : "Responder con las propias preguntas", y al final parecia la respuesta correcta, sabia que me limitaba a ser un espejo y que la decision que ellos/as tomaban era porque era en verdad lo que querian, mientras miraba el camino pense que esa era mi meta o mi destino - no quiero ser cura o religioso, no soy catolico, creyente si - me senti triste, no aprendi nunca a comunicarme, verbalmente, por el medio escrito siempre fue mi desfogue, pero nadie lo entiende asi, todos dicen : "oh que bonito", pero se supone que no hay nada mas?, si lo hay, hay bromas y sonrisas, hay quejas y llanto, pero a veces veo y lo que escribo o digo lo digo como para mi mismo, eso esta mal.

Mi madre me dijo que cuando naci hubo problemas, el cordon umbilical me estaba ahorcando o me lo estaba poniendo de corbata aun no se ponen de acuerdo en esta teoria el medico y mis padres, creo que el doc me presiono mucho la cabeza o fue dentro del vientre de mi madre, pero la cosa es que pude haber salido con falla - yo creo que soy una falla a medio reparar - mas que todo mental, siempre fui retraido y siempre en las nubes, incluso llegaron a pensar que podia tener autismo, pero luego me engrieron - DEMASIADO!!!! - eso me hizo debil en algunos aspectos y chocante en otros, los he ido corrigiendo poco a poco - golpes de la vida - se lo que debo o no debo hacer de cuando en cuando, como tambien no se que debo hacer - terquedad de indecision - he ido creciendo con todos los problemas de la vida al costado, he visto como el pais crecia o decaia, he visto nieve caer - algo muy inusual en Juliaca - he conocido Brasil, un pedacito de Argentina, las cataratas del Iguazu, he estado en Chile, conozco Cuzco, he recorrido todo Puno, he visto la Iglesia que esta en lo que era el terreno la familia Galvez - mi segundo apellido - y vi la cara del cura pensando que le ibamos a quitar los terrenos - el ladron piensa que todos son de su misma condicion - he visto mi vida a traves de un cristal - lease vaso de ron - he crecido y me he empequeñecido tambien, ahora estoy aqui, y de nuevo siento ganas de correr, de sudar profusamente de caer de rodillas y de cerrar los ojos.

El cielo esta despejado, esperemos que no llueva antes de tiempo.

1 comentario:

kat dijo...

cuando callan las trompetas los àngeles lloran...como París en aguacero..