mayo 02, 2005

Una obra de teatro

El escenario... un gran salon sin luz, oscuridad, una silla en medio, soledad, una luz tenue baña la silla, alguien se acerca, saluda al publico, se sienta y narra una historia, tras el aparece una pantalla gigante de cine que va proyectando imágenes sobre lo que esta hablando, las imagenes pasan vertinosamente, uno es lo que cuenta y lo que expresa, ese alguien cuenta entre risas, lagrimas, miradas serias o llenas de esperanza, las viscicitudes de la vida, cosas que suceden de la piel para adentro, el único dominio real del ser humano, lo que esta tras nuestra piel nos hace avanzar, caer, detenernos o morir en el intento, somos dueños de una singularidad, nosotros mismos, con nuestras fortalezas y debilidades, con nuestros gritos y nuestros susurros, con nuestra piel y nuestro corazon, en la mano o en el pecho, pero palpitando, hasta que uno decida decir basta, desconectar la corriente y dejar que el corazon descanse y no se agite con todo lo que le hacemos pasar, las imagenes cesan, la lus se apaga, una voz no se escucha, el telon baja.

- Señoras y señores segundo acto!, gracias por esperar el intermedio! - dice una voz en off mientras el telon vuelve a subir, no hay silla, todo esta en oscuridad, un farol callejero alumbrando, con un grupo de luciernagas haciendo de bombilla eléctrica, se acerca alguien, se apoya, de un bolsillo saca un paquete de cigarrillos y un encendedor, mira al cielo, la pantalla ahora muestra un cielo estrellado, con nubes esporádicamente pasando, pasmando, cae una gota, comienza la historia, de esas historias de siempre, de aquellos que sobresalir quieren, ser alguien, estar en un mar de gente pero poder tener la cabeza lo suficientemente alta para encontrar el camino y llevar a los demas por ese camino, sentimiento de arrastrar para llegar, cae otra gota, quiere llover? o quiere llorar?, que es lo que gotea?, las nubes o los lacrimales, no interesa, lo unico importante es la sensación de cigarrillos y encendedor, el intento y la consumación del hecho, lo que cuenta es la intención?, o es mas importante concluir lo empezado?, ambos lo son, dependiendo de las circunstancias, intentaste hacer algo malo muy malo para ti para los demas pero no lo culminaste, detenerse, detenerse, eso es bueno, quieres ser mejor?, siguiendo tus propios valores, siendo tu mismo, feliz?, muy bueno, fenomenal!, eres tu mismo, bien!, un encendedor baja, llueve, y mientras tanto un ser apoyado a un farol callejero ve como una a una se apagan las luciernagas, quietud en la penumbra.

- Intermezzo musicale - RadioHead - There There

- El ultimo acto señoras y señores!, que sea de su total agrado!, aplausos por favor - sube el telon, ultimo aviso para entender, ultimo aviso para ver, sube el telon, ahora no hay nada mundano, ciudadano, una pista larga y serpenteante, sera la sensación de lejania, pues a lo lejos se ve luces, pequeñas como sembradas en un inconforme punto de cosechas pasadas, aparece alguien, con las maletas hechas, la mochila a la espalda, los zapatos cubriendo los tobillos, la casaca gruesa y la mirada perdida, se avanza, se avanza, pero el camino se aleja, aparece un cuervo, mira al viajero, le lanza un graznido de despedida, el viajero continua tratando de alcanzar el camino, prosigue el camino, un lobo tendido entre los matorrales lo recibe, lo rodea, de derecha a izquierda, de izquierda a derecha, lo mira con asombro, que hace un viajero aqui?, sube a la roca mas alta del lugar y lanza un aullido y le da la despedida, el viajero continua, tratando de llegar al camino, el peso incomoda pero se debe llevar, el peso de todo lo que uno quiere llevar, el peso que uno hace, no el que nos imponen, el camino sigue lejos y aparece un oso, se yergue sobre sus dos patas y muestra su majestuosa altivez al viajero, el viajero se detiene, el oso lo mira, gruñe, se le acerca y le da un abrazo, se sienta en el suelo mientras lo ve alejarse, el viajero incólume testigo de tanta tristeza prosigue, debe llegar al camino, no sabe como, no sabe porque, pero todos lo han despedido, se quita la mochila, el peso no es necesario, debe llegar al camino, mas ligero comienza a avanzar mas deprisa y el camino tambien se aleja aun mas aprisa, se quita el calzado y aun asi no puede avanzar mas, se detiene, mira al cielo y comprende... no és que el camino este lejos, no es que se aleje, no es que nunca estará mas cerca o mas lejos, simplemente es que el viajero no se quiere ir, llora, se da vuelta y tras el estan el cuervo, el lobo, el oso y la mochila esperandolo, para acompañarlo al hogar, al lugar de nunca salio.

Se cierra el telon, todos aplauden - buena obra, bonitos efectos especiales, que grandes actores, lo mejor de lo mejor - la sala va quedando vacia, hasta que al fin no hay nadie, el telon, se cierra mientras unas gigantescas manos lo abotonan, se escucha un sonido seco, como de un suspiro gigante, el escenario se levanta, no es un tabladillo cualquiera, es el interior de un gigante que quiso compartir con los demas lo que en su interior se sentia - lo mejor de lo mejor segun ellos - regresa a su hogar en las montañas, despues de haber enseñado a los demas que un gigante por mas grande y duro que sea, lleva por dentro lo mismo que ellos, lleva un corazon rojo y blando, nubes perpetuas en los ojos, alas que le entregó Dios.

La proxima función, sera con el en vida? o el en muerte?, pero será con el, en este gran teatro de la vida, todos tenemos un papel en la función, hoy somos espectadores, pero para mañana tendremos que cautivar del publico su emoción.

- Finalle glorioso : Mozart - Requiem

1 comentario:

kat dijo...

Sabes qué odio del teatro?
Parejas que se trastocan los intestinos con la lengua a tu lado (es decir chape hot, el murmullo, los fines lucrativos y un sólo lapicerito con el noombre de obra te cuesta 10 soles. El arte con fines lucrativos no es malo. Al fin y al cabo es una manera de ganarse honradamente la vida. El marketing con fines de robo sólo es producto de la mente de los seres humanos (a nivel mundial) que permitimos que exista aquella costumbre de que por venderse allí cuesta más, acaso no se usan los mismos materiales?